7 de mayo de 2016

Tote bag de un trapo de cocina. Tutorial

Hoy os voy a enseñar cómo es posible hacerte una tote bag de lo más resultona por unos pocos euros y muy poco trabajo.



Materiales: Trapo de cocina que no sea de tela muy fina y un poco menos de  3 metros de cinta de algodón para mochila, de 3 cm de ancho. 



Yo la he hecho con este paño que compró mi madre en El Corte Inglés donde le costó el juego de 2 unidades 2,5 €.

Os preguntaréis que por qué un paño y no un retal cualquiera. Pues bien, cualquier trozo de tela sirve, peeeero, la gran ventaja de que sea un trapo es que ya tienes hechos los dobladillos. Y no es que sea una labor demasiado tediosa, pero mira, te la ahorras. 

Del trapo he cortado dos trozos grandes, que serán la bolsa. Y del margen que me quedaba he cortado otros dos trozos más pequeños que serán los bolsillitos exteriores. Sin duda se puede prescindir de ellos, pero le dan un toque un poco más elaborado a la bolsa. 



La medida de mi bolsa no es la estándar de las bolsas de tela, es un poco más pequeña, pero a mí me venía mejor para lo que la necesito.

Una vez cortados los 4 trozos, lo primero que haremos será coser los bolsillos a una de las caras. Para ello, los presentamos teniendo en cuenta por dónde irán las asas. Es fundamental, ya que solo vamos a coser la parte inferior del bolsillo a la bolsa, los laterales quedarán sujetos con las propias asas. 

Varias cosas a tener en cuenta. Lo primero es dejar el dobladillo del trapo hacia arriba (tanto en los pequeños bolsillos, como en los trozos que conformarán la bolsa), de forma que lo aprovechemos y nos ahorre tener que hacerlo de nuevo. La segunda es que el bolsillo inferior, solapa al superior, por lo que coseremos éste primero. 


Cosemos el bolsillo superior por la parte de abajo, por donde he marcado yo una línea negra.

Una vez cosido, presentamos el inferior, yo los he colocado de manera que coincide el dibujo. Lo he cosido igual, por la parte inferior. Recuerda que los laterales no hace falta coserlos, pues se cosen a la vez que las asas. 


Ya tenemos los dos bolsillos cosidos a una de las caras. Ahora hay que presentar las asas. Son dos tiras, una por cada lado de la bolsa. Cada asa lleva aprox. 1,45 m (37 cm de "subida", el asa propiamente dicha: 70 cm y otros 37 cm de "bajada")


En la imagen no se aprecia bien, pero cada una de las partes del asa lleva dos costuras, una por cada extremo todo lo largo de la bolsa. 


Ahora solo nos falta coser las dos partes de la bolsa como cualquier otra bolsa: enfrentamos derecho con derecho, y cosemos el contorno en forma de U, dejando sin coser, obviamente, la parte superior. 

En la siguiente imagen se ve mejor lo que os comentaba de las dos costuras por cada tira de asa:


El último paso sería cortar los sobrantes y darle una pasada en zigzag a todo el contorno para asegurarla bien y que quede mejor rematada.

Le das la vuelta, un planchazo si lo ves necesario y....

¡Bolsa lista!




¿Qué os ha parecido la idea? ¿Os animáis con algún trapo bonito?

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Sí que me animo. No sé si tengo las cintas en casa, si no tardaré un poco más. Ya te la enseñaré :D

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encanta esta entrada y su blog me quedo aquí. Le invito a que pase y siga mi blog: http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ Y que siga mi blog en Facebook en este enlace: https://www.facebook.com/Disfruta-conmigo-cocinando-682406015128020/ Saludos

    ResponderEliminar

Gracias de antemano por comentar...