18 de julio de 2016

Bastidor algas marinas

Desde el momento que hice el primer puntito de bordado, supe que me iba a enganchar. Tiene un no sé qué, que qué sé yo que hace que, como con el ganchillo, se te olviden las preocupaciones, las penas y hasta la empanada política que tenemos en el país. 

En esta primera labor volando en solitario no he arriesgado demasiado, sin embargo, creo que el resultado ha quedado bastante decente.


He utilizado una de mis paletas de colores favorita. Esa combinación entre morados, verdes agua y mint me parece super resultona. 


Está bordado con doble hebra de hilo perlé, que al ser más gordito, deja la labor con un relieve muy chulo. Sólo lleva dos puntos diferentes: el punto coral (ya os decía en el post anterior que es mi favorito sin duda) y unas chispitas con punto de cruz San Jorge. 




Soy una valiente y, aun siendo mi primer trabajillo y con sus defectos y todo, lo voy a regalar. Si ésto fuera wassap ahora metería la carita esa que se lleva las manos a la cabeza mientras grita :) . Suerte que es para alguien que me quiere tanto, que no verá más que lo bueno. 

Espero que os haya gustado. Yo de nota me pondría, como en el cole, un PA: Progresa adecuadamente. 


Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios:

  1. Siendo tu primer trabajo te felicito, Me encanta como te ha quedado!! La gama de colores también es mi favorita! No sé si será fácil o no pero creo que voy a indagar para aprender hacer cosas tan chulas!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Está guay y los colores son ♡♡♡

    ResponderEliminar

Gracias de antemano por comentar...