23 de noviembre de 2016

Ésto no es un cuento chino...

Hace unos días asistimos a una fiesta sorpresa para una persona muy querida que se marcha un año a trabajar a Pekín. Como no podía ser de otra forma, la temática de la fiesta fue... ¡la China!

Y yo de regalo al homenajeado quise llevar algo especial...



Es una chorradilla para que se riera un rato y se fuera ambientando a la nueva cultura que le espera.


No tiene ningún mérito porque encontré una plantilla para la cabeza la mar de apañada. El dragón lleva cartulina roja, cartulina blanca (en blanco y otras partes pintada de dorado) y unos vasos de cartón rojo (cuerpo) sobre los que pinté unas escamas, entre cada vaso hay una pajita recortada (para mantener la distancia entre uno y otro) y todos van unidos entre si con un cordel. 
Eso mas los palitos para sujetar son prácticamente los únicos materiales que lleva.


El gorrito es el complemento que llevaron los canijos. Es el clásico gorro chino (que yo llamo tipo arrozal) hecho en goma eva. Es tan sencillo de hacer como recortar una circunferencia, cortar un radio y doblar sobreponiendo un poco una parte sobre otra hasta darle la forma, se sujeta el doblez con pegamento y una pequeña grapa y listo. Yo le añadí unas cadenetas de lana pegadas por dentro para que se les sujetara mejor a la cabeza.




Espero que os haya gustado!
再见

Image and video hosting by TinyPic

1 comentario:

  1. chulísimo! y no me había fijado en que habías puesto foto, muy guapa! ^^

    ResponderEliminar

Gracias de antemano por comentar...